Regala amor con corazón de harina

Esta festividad tan popular se remonta al siglo III en Roma, donde un sacerdote llamado Valentín se opuso a la orden del emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, considerando que los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras y vínculos sentimentales.

Valentín, opuesto al decreto del emperador, comenzó a celebrar en secreto matrimonios para jóvenes enamorados (de ahí se popularizó que San Valentín sea el patrón de los enamorados).

Al enterarse, Claudio II sentenció a muerte a San Valentín, justamente el 14 de febrero del año 270, alegando desobediencia y rebeldía. Por este motivo, se conmemora todos los años el Día de San Valentín.

San Valentín es también un día perfecto para enamorar a los clientes de muchas panaderías y pastelerías con nuevas creaciones y recetas, tanto dulces como saladas.
Hoy en día encontramos muchas creaciones diferentes, desde galletas decoradas, hasta pasteles, bombones o incluso panes con forma de corazón, pero, el mensaje es el mismo, demostrar y expresar el amor, aprecio o cariño que sentimos por alguna persona.

Por eso regalar un pastel o pan y bollería en forma de corazón es una gran forma de sorprender y mostrar lo que sentimos. Esto no sería posible sin el trabajo de dichos pasteleros y panaderos que dan forma y alas al amor con todas sus creaciones.