El panecillo, el mejor aliado de la hamburguesa

Con sobre orígenes en la ciudad alemana de Hamburgo, la hamburguesa se ha convertido una de las comidas más populares de todos los tiempos partes, llegando a la categoría de icono en Estados Unidos.

La evolución ha premium de este fast food le ha Llevado a ser presentada en Todas las versiones imaginables. Así, actualmente Podemos Encontrar desde versiones veganas Hasta hamburguesas con trufa, con mil variedades de queso o de piernas. Y la diversidad de establecimientos que ofrecía no es menor; Podemos Encontrar en cualquier Lugar, desde puestos de comida para quitar Hasta restaurantes de renombre pasando por supermercados y bares de factura diversa.

A la hora de Diseño una nueva hamburguesa, los restauradores el Tienen claro, el relleno se Importante, pero el exterior, se Decir, el pan, el es tanto o más; el consumidor es, ahora, más exigente que nunca.

Históricamente, el pan de la hamburguesa ha Sido blando, de tipo brioche, con semillas de sésamo tostado encimeras. El consumidor actual, sin embargo, busca versiones más sofisticadas y inspiradoras, que combinan Diversas harinas, semillas y sabores de manera artesanal. Restauradores y panaderos están al caso, y trabajan en la creación de panecillos originales y diferentes, que sorprenderán sobre consumidoras.

El panadero Daniel Jordà es un Ejemplo. Su panecillo de cerveza negra artesanal y salsa barbacoa habla por sí solo. O el panecillo de frambuesa, mostaza y semillas de amapola Es otro Ejemplo.

Todos ellos han Sido Elaborados con HARINAS especiales de alta calidad que dan como Resultado Unos panes de miga esponjosa de sabor infinito que conjuga muy bien con la textura y sabor de la hamburguesa.