El maridaje del pan

No hay ninguna duda en que el pan es un alimento básico en la dieta mediterránea. Nos aporta una gran variedad de beneficios en nuestra salud debido a su gran contenido nutricional, es por ello que cada vez más restauradores optan por ofrecer en sus cartas diferentes variedades de pan con el fin de complementar sabores, además de conseguir que cada plato sea único y perfecto.

El secreto para que sea un éxito está en saber cuáles son los ingredientes que mejor maridan con cada tipo de pan.

Por ello,  os dejamos algunas sugerencias a continuación:

Pan blanco: Su sabor tan ligero lo hace maridar a la perfección con comidas que contengan salsas y bocadillos.

Pan tostado: Es un pan de larga conservación y tiene diferentes versiones según el tipo de harina que se utilice. Además, es de los panes más saciantes y con mejor digestión.  Es la opción principal para maridar embutidos ibéricos y curados.

Pan de molde: Este pan tiene múltiples características, desde su corteza blanda y de color dorado, hasta su durabilidad, es el pan idóneo para hacer sándwiches y tostadas.

Pan de centeno: Este pan cuenta con diferentes beneficios nutricionales, es rico en hierro y vitaminas de tipo B. Al tener un sabor un tanto amargo, puede combinar tanto con ingredientes dulces como salados.

Pan integral: Es el pan perfecto para personas que buscan perder peso y para aquellas que padecen de diabetes o colesterol. La intensidad de sabor que aporta la harina integral lo convierte en un pan idóneo para acompañar sopas y guisos contundentes.

Pan de maíz: Dicho pan no contiene gluten, por lo que es la mejor opción para personas celíacas. Que tenga ese toque dulce lo hace perfecto para combinar con mermeladas, mantequillas y membrillos.